¿Sabías?

La calidad del aire interior puede verse afectada por gases (incluyendo monóxido de carbono, radón, compuestos orgánicos volátiles), partículas, contaminantes microbianos (moho, bacterias) o cualquier otro factor de estrés energético o de masa que pueda inducir condiciones de salud adversas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *